Historia

Los documentos de constitución son del 20 de diciembre de 2004, sin embargo, estos fueron una respuesta, un homenaje a 40 años de trabajo de la organización bajo el liderazgo y la responsabilidad social de su fundador Mauricio Molano Camacho. A través de sus acciones durante cuatro décadas la Fundación maduró, se consolidó conceptualmente y su horizonte merecía un reconocimiento dentro del marco normativo del Estado Colombiano.

La lista de proyectos y ejecuciones se fue extendiendo paulatinamente, cabe citar algunos ejemplos:

Proyecto Nutricional de Soya, procesos de seguridad alimentaria y sistemas de auto-abastecimiento: en Santa Rosa de Viterbo, con financiación de la Fundación ORDESA de Barcelona se adelantó un programa de seguridad alimentaria y nutrición, con componentes de desarrollo empresarial y comunitario que se concretaron con la construcción de una planta de procesamiento de soya, gestionada por la cooperativa de padres de familia y destinada para la nutrición y el desarrollo de 600 niños del colegios y sus escuelas veredales. De igual manera, sin costo alguno y con voluntarios de nuestra fundación se elaboró el plan de desarrollo para el municipio.

Durante dos años la Fundación financió en sus instalaciones en Santa Rosa un servicio gratuito de asistencia sicológica y familiar.

Se desarrollaron programas alrededor de la discapacidad en alianza con la sociedad civil de Duitama y el club de deportistas en sillas de ruedas.

Se entrenaron en el programa AGRO-URBIS DE CULTIVOS URBANOS Y PERIURBANOS en patios y terrazas y se sembró con ellos el primer cultivo.

Se identificaron en Santa Rosa de Viterbo 76 niños discapacitados a los que se les ofrecieron talleres de arte.

Se trabajó con los artistas y artesanos de pueblito Boyacense en Duitama.

En el mismo Duitama se desarrollaron cursos de arte y joyería para población con discapacidad, en colaboración con el Servicio Nacional de Aprendizaje –SENA-.

Se han desarrollado programas de capacitación en Boyacá, apoyados en alianzas con universidades, alcaldías y sociedad civil. De ello se han beneficiado municipios como:

Siachoque, Garagoa, Firavitova, Ráquira y Pesca. Acciones similares se han realizado en barrios de Bogotá y en el municipio de Mosquera en Cundinamarca.

Dentro de las actividades recientes se destacan el proyecto de Escuelas corporativas y le proyecto SENTIELLAS que beneficiará a 200 mujeres en condición vulnerable en la localidad de los Mártires en Bogotá.

× ¿Preguntas?